MONASTERIO

Nuestro Monasterio se enclava en el centro de León desde hace más de cuatro siglos; sin embargo, la historia nos retrotrae a comienzos del siglo X cuando el rey don García I, heredero de extensos territorios al norte del Duero, trasladó la capital del reino a la ciudad de León. La ciudad se fortificó y empezó la construcción de diferentes edificios de la corte. Ramiro II –rex mitissimus (rey ternísimo) en opinión del cronista Sampiro- “consagró a Dios a su hija Elvira y a nombre de ésta edificó, dentro de la ciudad de León un monasterio de admirable magnitud en honor de San Salvador, junto al palacio real”. Esto sucedió “entre los años 940-950”. Ahí encontramos las primeras citas a nuestro monasterio, que con el paso del tiempo sufrió distintos avatares. El 966 es la fecha supuesta del comienzo de vida monástica en el recién fundado cenobio. Aquí tomo el hábito la reina viuda doña Teresa, la infanta Elvira y con la Comunidad viven según la Regla de san Benito que se observaba en León desde el año 905.

En 1148, el Emperador Alfonso VII, secundando los deseos de la infanta doña Sancha, su hermana, en las Cortes Generales de Palencia trasladan a las monjas a Carbajal de la Legua, sustituidas por los canónigos regulares de San Agustín.

Tras más de cuatro centurias allí, corría el año 1600 cuando la comunidad de benedictinas de Santa María de Carbajal regresa a la ciudad de León. Son treinta monjas. Pertenecen a la nobleza leonesa, según era costumbre de la época. Son recibidas con gran pompa y solemnidad, según cuentas las crónicas.

Se instalan en el Burgo Nuevo, un barrio al sur de la ciudad al exterior del rectángulo amurallado. Los edificios limitan con la llamada Plaza del Mercado o del Grano, junto al Camino Francés que conduce a Santiago de Compostela.

Desde entonces, el cenobio ha sido fuente de vida monástica, celebrando en el 2000 su cuarto centenario de estancia en este lugar. En la actualidad son veintitres monjas que ordenan su vida según la Regla monástica de san Benito. Esta regulada por estos factores: oración, trabajo, estudio y vida fraterna.

Visita la nueva web con blog integrado del Monasterior en monjasyvocacion.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s